Cazuelas de Barro

Una cazuela de barro es una vasija de la familia de las ollas, de cuerpo bajo y vidriado en su interior y de uso habitual en la cocina, elaborada en cerámica a la que se ha dado forma mediante técnicas de alfarería. El barro suele estar cocido en un horno entre los 1000 y 1100 °C. El material básico de estas ollas es la arcilla, capaz de conservar indefinidamente, una vez cocida, la forma que se le dio es un recipiente que preserva el calor el cual cumple un doble servicio de cocinado y vajilla de mesa.

¿Dónde comprar ollas de barro baratas?

Las mejores ofertas de cazuelas de barro para la venta al mejor precio del mercado!

Las cazuelas de barro están asociadas en las gastronomías modernas y se utilizan para la elaboración de comidas tradicionales, generalmente para la preparación de alimentos de una forma lenta, como los guisos de legumbres y estofados de carne y verduras, que necesitan de 2 a 3 horas de cocción. Son excelentes sobre todo para las cocciones en seco, con muy poca agua o al horno. Muchas personas afirman que los alimentos cocidos en ollas de barro son más sabrosos. En algunas zonas de Iberoamérica o en Andalucía también es llamada marmita (siempre elaborada en cerámica), café de olla.

¿Cómo lavar una cazuela de barro?

La cazuela debe lavarse apenas con agua y jabón. Nunca usar esponja metálica, virulana, lavandina, ni detergentes sintéticos. Lo ideal es usar jabón blanco (en pan, preparando un jaboncillo). Si es posible, al terminar el lavado la puede impregnar con cenizas de madera (no de cigarrillos ni papel) para quitarle todo resto de sabor a grasa.

Usos de las cazuelas de barro

Las ollas de barro, al igual que las de acero inoxidable y las de hierro fundido, tiene la ventaja de no desprender substancias perjudiciales para el organismo, como ocurre con las ollas de aluminio, razón por la que prácticamente han desaparecido del mercado. Las de barro requieren un tratamiento antes de su utilización, y deberán ser untadas con aceite vegetal y, según algunos especialistas, antes de su primer uso conviene mantenerla en un horno caliente al menos dos horas.

  • Adecuada para su uso en hornos, hornallas eléctricas y a gas, microondas, cocinas AGA y parrillas.
  • Apta para lavavajillas y freezers
  • Virtualmente antiadherente
  • Acabado de alta calidad que resulta en una excelente resistencia
  • Adecuada para recibir calor directo

Ventajas:

  • Se pueden usar primero sobre la llama y luego llevar directamente al horno, obteniendo una cocción pareja.
  • Están hechas de un material noble como la arcilla, que no desprende partículas como lo pueden hacer las ollas metálicas de aluminio o de hierro.
  • Se pueden usar en el microondas y sobre placas de inducción o de vitrocerámica (al mínimo).

Desventajas:

  • Son pesadas y algo frágiles, requieren de espacio y cuidados especiales.
  • Se calientan en su totalidad, por lo cual hay que tener cuidado al manipularla.

Consejos para un cuidado adecuado:

  • Nunca golpear la olla estando caliente, maniobrarla con cuidado recordando que las asas también se calientan.
  • Si la olla está caliente, apoyarla sobre una tabla de madera o un repasador, nunca sobre el mármol frío de la mesada.
  • Para revolver, nada mejor que una cuchara de madera.
  • Nunca poner a lavar la olla apenas sacada del fuego o del horno; hay que dejar que se enfríe o entibie para hacerlo. Se puede quebrar o resquebrajar.
  • Si se usa una olla para comidas saladas, utilícela siempre para comidas saladas. Si se usa para hacer cosas dulces, siempre se usará para hacer dulces.

¿Qué hacer antes de usar una cazuela de barro?

Para usarlas antes hay que “curarlas”, meterlas a remojo en agua y calentarlas después poquito a poco.

También te puede interesar: ¿Cómo curar cazuelas de barro?