Quemadores de Gas ¿Cuál debemos comprar?

Quemadores de gas. ¿Para qué los necesitas?

Si te gusta cocinar al aire libre y eres serio con la cocina china. O si simplemente le gusta la comodidad de un wook, como una distribución más uniforme del calor y un menor consumo de aceite, entonces es absolutamente necesario un quemador de gas.

 ¿Gas o electricidad?

Si no tienes un suministro de gas en tu casa, la respuesta es fácil. Pero si puedes elegir entre gas o electricidad, el presupuesto y las preferencias culinarias juegan un papel importante en la decisión. Además, algunas personas prefieren las estufas eléctricas por cuestiones de seguridad: no hay posibilidad de que haya una fuga de gas. Aquí hay algo para tomar en cuenta:

La popularidad: Las estufas eléctricas de techo liso son las más vendidas por su precio y rendimiento. Representan más del 60% de todas las gamas vendidas.

Presupuesto: Las gamas eléctricas son típicamente más baratas que las de gas. Sin embargo, las gamas de gas suelen ser más baratas de operar, dependiendo de si sus tarifas de gas natural son más bajas que sus costos de electricidad.

Preferencias de cocina: Escuche a su chef interior. Muchos cocineros prefieren las estufas de gas porque la llama del quemador funciona como un indicador visual de la temperatura y puede calentar las cosas rápidamente. La mayoría de los panaderos prefieren los hornos eléctricos por el calor consistente y uniforme que generan.

¿Qué es, cuáles son algunos de sus beneficios y cómo puede ayudarle a preparar sus platos favoritos?

Encontremos las respuestas a esas preguntas!

La habilidad juega un papel importante en la cocina, pero no es lo único que hace a un gran cocinero. Los ingredientes que eliges, las recetas que sigues y las ollas y sartenes que utilizas también tienen un impacto en tu cocina, y siempre pueden variar. ¿Pero qué hay de la única constante en tu cocina, tu placa de cocina? Echemos un vistazo a tres de las tecnologías de cocinas más comunes -gas, electricidad e inducción- para ver cómo funcionan, y los pros y los contras de cada una.

¿Cómo funcionan las cocinas de gas?

El quemador de una cocina de gas consiste en un conjunto de quemador conectado a una pequeña válvula de gas que está conectada a la línea de gas principal. Cuando se gira la perilla, la válvula de admisión se abre y el gas fluye a través de un tubo venturi, un tubo ancho que se estrecha en el medio. El gas entra por uno de los extremos anchos, y a medida que pasa a la sección estrechada, su presión aumenta. Hay un pequeño orificio de aire en la sección donde el tubo se ensancha de nuevo, y a medida que el gas entra en esta sección, la presión se libera, aspirando oxígeno en el orificio de aire. El oxígeno se mezcla con el gas, convirtiéndolo en combustible. La mezcla de oxígeno-gas entonces fluye hacia el quemador.

El quemador es simplemente un disco de metal hueco con agujeros perforados en su perímetro. Una luz piloto de gas o un piloto eléctrico se coloca a un lado del quemador y envía una pequeña llama o chispa para encender la mezcla de oxígeno-gas a medida que fluye a través de los agujeros del quemador. Al girar el mando a un ajuste de calor más alto, se aumenta el flujo de gas y aire, y la llama se hace más grande.

Los quemadores de gas pueden funcionar tanto con gas natural como con propano. Ambos son combustibles de hidrocarburos, y su contenido de hidrógeno hace que la llama de gas parezca azul. Una llama amarilla o anaranjada indica un exceso de oxígeno y una temperatura ligeramente más fría. El color naranja proviene del carbono no quemado. Es natural que las puntas de las llamas de un quemador de gas aparezcan amarillas-naranjas cuando la llama está más fría, pero si toda la llama aparece amarilla, la proporción de gas y oxígeno es demasiado baja, y el quemador de gas o la válvula de admisión pueden estar obstruidos y necesitar limpieza. Una llama roja es más fría todavía y típicamente causa que el hollín (carbón no quemado) aparezca en el fondo de las cacerolas.

PROS

  • Los quemadores de gas pueden cambiar la temperatura instantáneamente, pasando de calor alto a calor bajo con el giro de una perilla.
  • El gas es también la única tecnología de estufa que proporciona una llama abierta fácilmente controlable para asar pimientos, dorar tortillas o freír en un wok tradicional de fondo redondo.

CONTRAS

  • El gas es la fuente de combustible menos eficiente en la transferencia de calor; hasta el 60 por ciento del calor generado por un quemador de gas puede escapar al aire en lugar de ir a la olla.
  • Además, no todas las empresas de servicios públicos suministran gas natural, aunque se puede hacer llegar regularmente propano a un tanque en su propiedad.
  • Por volumen, el propano contiene alrededor de 2-1/2 veces la energía utilizable del gas natural, por lo que se necesita menos propano para producir la misma cantidad de calor que el gas natural.
  • Pero como el propano fluye a una presión diferente, no se puede usar con una cocina hecha para gas natural, a menos que se convierta la cocina para el uso del propano.
  • La conversión de la placa de cocción reducirá su salida de BTU (la unidad que mide el contenido de energía del gas), y una mala conversión o instalación también puede reducir los BTU.

¿Por qué comprar una estufa de gas?

Las estufas de gas tienen una serie de beneficios que pueden hacerlas adecuadas para su hogar. En resumen, son…

Limpio. Se requiere muy poco mantenimiento o limpieza para una estufa de gas y no hay humo o partículas.
Acogedor y cálido. Las estufas de gas emiten un gran calor y ofrecen el mismo ambiente que un fuego de leña.
De aspecto auténtico. Las estufas de gas pueden parecer reales, con troncos artificiales de aspecto realista o exteriores de carbón y hierro fundido.
Rápido y fácil. Puedes encenderla con un botón y controlar el calor sin tener que buscar combustible tú mismo.

4 puntos importantes a considerar cuando se compra una estufa de gas

Hoy en día, con una variedad tan grande de opciones disponibles para todo, es importante entender las características que uno busca en un producto. Esto asegura que usted gaste su dinero y tiempo sabiamente donde promete un buen retorno de la inversión. Incluso una entidad tan fundamental como una estufa de gas viene con una guía de compradores que enlista las áreas importantes en las que hay que centrarse.
La vida de un hogar indio está en su cocina. Ya sea que usted sea un cocinero aficionado o un ávido experimentador, si vive solo o en una familia grande, o si sólo utiliza su cocina para calentar las sobras, es importante elegir su estufa de gas de acuerdo a su necesidad. La compra de equipos inadecuados puede desordenar su cocina haciendo imposible que disfrute de su tiempo allí.

Para aliviar su carga, hemos reducido una serie de puntos en los que se debe centrar al elegir una estufa de gas:

Características de la estufa de gas. Echemos un vistazo a algunas de esas áreas de enfoque:

1. Tipo

El tipo de estufa de gas depende de la ignición que usan – el piloto convencional de pie o la moderna ignición eléctrica. El piloto fijo proporciona un flujo constante de gas para mantener el quemador encendido, haciendo que consuma más energía de la necesaria. La ignición eléctrica, por otro lado, utiliza la corriente eléctrica que se enciende al principio de un ciclo de calefacción y no necesita funcionar continuamente.

Por lo tanto, el encendido eléctrico ahorra más combustible, pero también podría cruzar sus limitaciones de presupuesto. Aparte del costo inicial de la compra de una estufa de ignición eléctrica, las reparaciones y el reemplazo de partes pueden llevar a un costo recurrente.

2. Tamaño

El tamaño de la estufa de gas que quiere comprar depende exclusivamente del tamaño de su hogar. En una familia nuclear de 3 o 4, una estufa con 2 quemadores funciona eficientemente y es más ligera en el bolsillo también. Además, si desea optimizar su espacio en la cocina, las estufas de gas con tapas de cocina incorporadas pueden servir a su propósito. No sólo liberan espacio sino que también dan a su cocina un aspecto modernizado.

Sin embargo, a diferencia de estas estufas empotradas, las estufas de gas autónomas, que también son más portátiles, suelen ser más baratas y son utilizadas comúnmente por la mayoría de las personas.

3. Material y controles de calor

La mayoría de las estufas de gas normales están hechas de acero inoxidable para evitar la oxidación en el ambiente de vapor de su cocina. Aunque el cuerpo de la estufa se calienta, el metal proporciona durabilidad y no es propenso a los daños. Sin embargo, la creatividad no tiene límites.

Puede encontrar estufas de gas hechas de vidrio o fibra en el mercado, que le dan a la encimera de su cocina un aire interesante pero también son más frágiles y de alto mantenimiento. O puede elegir un material que pueda moderar el calentamiento de la encimera para evitar accidentes por quemaduras.

Otro punto a tener en cuenta cuando se compra una estufa de gas es asegurarse de que tiene múltiples controles de calor para cocinar diferentes alimentos a diferentes temperaturas.

4. Marcas

Cuando se elige una estufa de gas, lo primero que viene a la mente es el costo. Las estufas de gas, como otros aparatos electrónicos, son inversiones a largo plazo, la gente no las usa y las tira regularmente. Por lo tanto, se recomienda realizar una investigación exhaustiva sobre las marcas más duraderas que ofrecen estufas de gas asequibles y seguras.

Un nombre más común para los clientes indios es Prestige, que ofrece una amplia gama de estufas de gas que satisfacen las necesidades de todos los estilos y presupuestos. Sin embargo, puede encontrar numerosas opciones con opciones más asequibles sin comprometer su estilo de vida.

Dimensiones de la estufa de gas de 5 quemadores. Todo lo que necesitas saber

La estufa de gas de 5 quemadores en el estrecho rango de corte es de 885mm x 405mm en nuestro estilo de vida el corte es de 840mm x 480mm.

Una cocina a gas de 5 quemadores es una de las mejores maneras de ampliar la funcionalidad de su cocina y transformar su experiencia culinaria. Con cinco quemadores, tienes más libertad para cocinar, saltear, hervir y quemar al mismo tiempo. Esto significa menos componentes que se enfrían cuando estás preparando una comida increíble para la familia.

El único problema es que, si bien las estufas de 5 quemadores son excelentes para los chefs apasionados y para aquellos con familias más grandes, pueden ser problemáticas cuando el espacio es escaso. Colocar cinco quemadores diferentes en la encimera a menudo significa comprometer el espacio crítico del suelo o del banco.

Aquí en Goldline, pensamos que las familias deberían tener acceso a todo el lujo y potencial de una estufa de gas de 5 quemadores, incluso en cocinas pequeñas. Por eso hemos creado la solución definitiva de cocina de gas estrecha, ideal para aquellos que sueñan con la cena perfecta.

El último socio para una cocina increíbleLa mayoría de las veces, las dimensiones de las estufas de gas de 5 quemadores aseguran que sólo las familias con las cocinas más grandes puedan experimentar con varios quemadores a la vez. Sin embargo, cuando compras una cocina estrecha de Goldline, puedes saltarte ese problema por completo.

Nuestra cocina estrecha viene con todo lo que necesitas para cocinar en una tormenta, con soporte para hasta 5 quemadores al mismo tiempo. No solo obtendrás el increíble poder de una estufa con 14,6 Mj/kj de calor, sino que también tendrás acceso a todas las mejores características que Goldline tiene para ofrecer, incluyendo:

  • X2 simmer y quemadores de caldera
  • Control preciso de la llama en los anillos exterior e interior
  • Encendido electrónico
  • Opciones de GLP o gas natural
  • Anillo móvil para el wok
  • El dispositivo de fallo de llama para la seguridad
  • Quemador de wok de doble control
  • Diseño estrecho para espacios de cocina más pequeños
  • Sólo porque hayamos reducido las dimensiones de las típicas estufas de gas de 5 quemadores, no significa que hayamos comprometido la funcionalidad. Estas sensacionales estufas de gas están construidas para combinar con el estilo único de su cocina, con una fácil limpieza apoyada por una elegante superficie de vidrio. Es más, puede acceder a una gama de características avanzadas, por un precio que no conseguiría en ningún otro lugar.

Consejos de seguridad para las estufas de gas

Manejando la Llama

La llama en las estufas de gas puede ser fácilmente controlada girando la perilla y cambiar entre bajo, medio y alto. Nunca debe salir de debajo de los utensilios de cocina puestos en los quemadores, ya que eso puede exponer los dedos al calor.

Es esencial que los quemadores estén encendidos sólo durante el tiempo que dure la cocción. Dejar la llama desatendida o mientras no se cocina puede provocar accidentes y riesgos de incendio. Si la chispa no se enciende en cuanto se enciende el quemador, debe apagarlo y esperar unos segundos.

Si hay un retraso recurrente en el encendido de la llama, el quemador podría estar bloqueado y podría ser necesario limpiarlo.

Mantenimiento de la estufa

La estufa de gas es muy utilizada, y dura mucho tiempo. Pero para que tenga una vida útil larga y sin problemas, debe ser mantenida de cierta manera. La causa más significativa de las preocupaciones de seguridad con las estufas de gas es el descuido y el mantenimiento inadecuado.

Es crucial que usted limpie su estufa diariamente – saque los quemadores y las parrillas pesadas, y lávelos con agua jabonosa. Si los agujeros de los quemadores están bloqueados por restos de comida u otros residuos, utilice un palillo de dientes u otro objeto afilado para limpiarlos.

Debe asegurarse de que los quemadores y las rejillas no se retiren inmediatamente después de cocinar y darles tiempo para que se enfríen.

Usar los utensilios adecuados

Un requisito previo esencial para garantizar la seguridad en el uso de las estufas de gas es utilizar los utensilios o utensilios de cocina adecuados. Una comprobación necesaria es que el fondo de los utensilios de cocina o el utensilio debe cubrir la llama cuando se pone en alto, en esencia, el fuego no debe escapar del fondo a los lados de los aparatos. Por lo tanto, la elección del tamaño correcto de los utensilios es de suma importancia.

El material de los utensilios de cocina debe ser anticorrosivo y no inflamable. No utilice ningún utensilio de plástico, melanina o vidrio con su estufa de gas. Los utensilios deben ser limpiados y secados adecuadamente antes de ponerlos en la estufa para cocinar.

El cobre es un excelente material para fabricar utensilios de cocina. Si está buscando los correctos, vea esta reseña de ollas y sartenes de cobre para saber más.

Vigilancia del monóxido de carbono

Uno de los factores adversos más importantes de la utilización de una estufa de gas es que emite un nocivo monóxido de carbono. Al ser incoloro e inodoro, es imposible detectar las emisiones de monóxido de carbono a menos que se experimenten sus efectos perjudiciales.

La exposición a las emisiones de monóxido de carbono puede provocar mareos, dolores de cabeza, náuseas y vómitos. Si experimenta alguno de estos síntomas mientras cocina, es muy probable que esté inhalando el monóxido de carbono tóxico emitido por su estufa. Adquirir un detector de monóxido de carbono e instalarlo en su cocina es la mejor manera de controlar este gas nocivo y evitar que afecte negativamente a su salud.

Cocina proactiva y cuidadosa

El tipo de atención que prestas a los pequeños detalles cuando estás cocinando puede ser un gran determinante de la seguridad en el uso de tu estufa de gas.

Mantener los mangos de los utensilios de cocina a un lado o usar los quemadores traseros para evitar que los mangos sobresalgan más allá de la encimera elimina el riesgo de tirar los utensilios y derramar la comida caliente por todas partes.

Apagar los quemadores inmediatamente después de su uso, prestar atención a la llama y no dejar la estufa desatendida mientras se utiliza son algunos de los puntos esenciales que deben mantenerse en la lista de comprobación de seguridad para una cocción proactiva y cuidadosa.

Prevención de las fugas de gas y los riesgos de incendio

Ser consciente de su entorno y observar incluso los más leves signos de probables percances es la clave para garantizar la seguridad mientras se utilizan las estufas de gas. La causa más importante de preocupación para las estufas de gas es la naturaleza altamente inflamable del gas y el potencial de peligros de incendio devastadores.

Si siente que el gas tiene una fuga y puede oler su olor, apague los quemadores y no los vuelva a encender hasta que el olor sea totalmente expulsado de su casa. Si todavía tiene problemas y siente que el gas tiene fugas, compruebe los quemadores, la conexión de las tuberías y la bombona de gas.

Si no puede encontrar la fuente de la fuga y arreglarla, no utilice su estufa de gas a menos que pida a expertos que vengan a arreglar el problema.

Mantener alejados los objetos inflamables

El calor del quemador de una estufa de gas puede quemar los objetos inflamables que se mantienen cerca de ella. Todos los utensilios o tarros de plástico, envoltorios de papel de aluminio y recipientes de vidrio herméticos deben mantenerse a una distancia segura de la estufa de gas, principalmente cuando se utiliza.

Un error común que la mayoría de nosotros comete es colocar cosas en los quemadores adyacentes que no se están utilizando. La opción más segura es no dejar absolutamente nada en los quemadores y mantener los objetos inflamables lejos de la estufa.

Sólo los utensilios y utensilios de cocina que son seguros para ser usados en una estufa de gas deben mantenerse cerca de ella, para evitar el uso descuidado e involuntario de aparatos inflamables.

Acceso a los equipos y servicios de emergencia

Tener un extintor de incendios a mano es una necesidad en las cocinas que tienen una estufa de gas. Es un mito ampliamente creído que el agua debe ser usada para apagar los incendios. Sin embargo, en caso de que haya un riesgo de incendio en la cocina, el agua no es la mejor manera de apagar el fuego. Sólo se debe usar un extintor de incendios si es necesario.

Mantener un extintor de incendios y asegurarse de que sabes cómo usarlo es crucial. Siempre es aconsejable obtener ayuda experta en caso de fugas de gas, por lo que mantener los números de contacto de emergencia anotados en una nota adhesiva en la puerta del refrigerador es una buena manera de hacerlo.

Precaución personal

El adagio “Dios ayuda a los que se ayudan a sí mismos” también es cierto en lo que respecta a la seguridad de las estufas de gas. Es necesario tomar unas simples precauciones para evitar contratiempos. Un par de cosas a hacer es asegurarse de no usar ropa demasiado holgada o hecha de un material que pueda incendiarse rápidamente. Las mujeres deben atarse el pelo mientras cocinan para estar más seguras.

Debe mantener a los niños fuera de la cocina mientras cocinan y a los adolescentes no se les debe permitir cocinar solos. Tomar estas medidas no es suficiente para asegurar una seguridad total, pero garantizan que no se experimente un accidente que te deje sintiéndote tonto e imprudente.

Instalación de un detector de humo

La mayoría de las casas recién construidas vienen equipadas con alarmas de humo y mecanismos de seguridad contra incendios incorporados. En caso de que su casa no haya sido comprada o construida en los últimos años, es posible que necesite instalar estos dispositivos de seguridad, y definitivamente vale la pena el costo.

Una alarma de humo es ideal para prevenir los riesgos de incendio, especialmente en la cocina. En el caso de que se cocine ocasionalmente durante largas horas para preparar comida para una fiesta o en un momento festivo, es posible que se deje la estufa encendida más tiempo del que debería.

Tan pronto como las llamas comiencen a cocinar la comida, el humo activará la alarma y ayudará a evitar una catástrofe de incendio en su cocina. Aunque no se utilice en absoluto, una alarma de humo añade una capa estable de defensa.

Cómo elegir la campana de alcance correcto

Las estufas de gas usan gas o propano para encender las llamas en los quemadores. El fuego libera gases cuando entra en contacto con los utensilios de cocina. Es vital que los humos se ventilen al exterior inmediatamente. Si su cocina no tiene ventanas en lugares estratégicos, puede ser difícil ventilar los gases y el humo.

La instalación de una chimenea de campana extractora eficiente que sea tan grande como su estufa es una forma ideal de asegurar la ventilación exterior de los humos y el humo. Nadie quiere cocinar en una cocina que se llena de humo cuando se usan estufas de gas y la chimenea adecuada asegurará que su cocina no sea así.

La seguridad es lo primero

La multitud de beneficios de usar una estufa de gas la hace imprescindible en casi todas las cocinas. Estos 11 consejos de seguridad le ayudarán a utilizar su estufa de gas de la mejor manera posible a largo plazo.

Como la seguridad es tan importante como una comida deliciosa, hemos decidido que compartir algunos consejos importantes para mantenerse seguro mientras se domina una cocina de gas puede ser una buena idea. Así que, tanto si siempre ha utilizado una cocina eléctrica y ahora está haciendo el cambio a gas, como si es un cocinero novato listo para aprender a manejar una cocina de gas de forma efectiva, tenemos 9 consejos para usted.

Tips para cocinar en una simple estufa de gas

Puede que tengas gas natural o propano

Los hornos de gas no discriminan el gas. Hay dos tipos que probablemente estén fácilmente disponibles: gas natural y propano. Si su casa está diseñada con uno en mente, no hay necesidad de preocuparse. La mayoría de las estufas de gas pueden manejar ambos tipos o vienen con un kit de conversión que le permite hacer el cambio.

Tenga en cuenta que no hay una diferencia real entre los dos tipos de gases, es simplemente una cuestión de preferencia y conveniencia personal.

El gas se calienta más rápido porque la llama es la fuente de calor.

Si alguna vez has visto hervir una olla de agua, sabes que puede tardar mucho tiempo. Si realmente alguna vez has hecho esto, entonces es probable que hayas tenido que cocer en una estufa eléctrica. ¿Por qué? Las estufas de gas calientan mucho más rápido que las eléctricas.

Verás, las estufas eléctricas deben calentar el quemador que, a su vez, calienta tu cacerola y eventualmente la comida dentro de ella. En las estufas de gas, la llama misma es la fuente de calor. Esto significa que no tienes que esperar a que el quemador se caliente, tu sartén comenzará a sentir el calor instantáneamente.

Cuando apagas el quemador, apagas el calor

¿Estás acostumbrado a cocinar en una estufa eléctrica? Si es así, entonces sabes que cuando apagas el quemador, sigues, en cierto modo, manteniendo tu comida caliente gracias al quemador caliente. De hecho, puede que incluso descubras que tu comida seguirá cocinándose.

Esto no es en absoluto el caso de una estufa de gas. Cuando se apaga el quemador, se apaga la llama. Y, cuando apagas la llama, apagas el calor.

Cocinar a fuego lento puede requerir algo de práctica

La única cosa con la que mucha gente tiene problemas cuando se trata de usar una estufa de gas es cómo hervir a fuego lento. Se necesita algo de práctica. Encontrará que cuando baje la llama, su sartén seguirá recibiendo calor. Luego tratas de bajar la llama y se apaga. Se vuelve a encender y se intenta de nuevo.

Con el tiempo, con la práctica, encontrará el ajuste perfecto para la función de cocción a fuego lento. También aprenderás que si una receta te dice que cocines a fuego alto, puedes dejar tu estufa de gas a fuego medio. Sí, se calienta muy bien.
Aprende a qué huele el gas y no cómo apagar el gas.
En cuanto a la seguridad, es muy importante saber a qué huele el gas natural y el propano (según el que tengas). Aunque las fugas son muy raras, son posibles. Tienes que ser capaz de reconocerla. Además, saber cómo cerrar el gas es crucial. Tómese el tiempo para aprender dónde está el interruptor de la válvula y cómo usarlo antes de empezar a cocinar.

Esté atento a la llama

Recuerda que estás cocinando con una llama abierta. Tienes que ser consciente de esto. Con las estufas eléctricas, algo que se coloca por error en el quemador se verá afectado por el calor antes de que se inicie el fuego. Sin embargo, con una estufa de gas, la llama es el calor. Por lo tanto, si algo entra en contacto con ella, el fuego puede iniciarse muy rápidamente.

Asegúrese de tener cuidado con cosas como paños de cocina, guantes de cocina, pelo largo, ropa suelta, etc. Y, acostúmbrese a apagar un quemador en el momento en que retire una cacerola de él.

Manténgalo limpio

No importa cuánto lo intentes, la cocina puede ser un desastre. La comida salpica, gotea, se derrama, y así sucesivamente. Y aunque quieras pasar por alto este desorden o creas que se cocinará la próxima vez que se encienda el horno o la estufa, te estás dejando con una situación potencialmente peligrosa.

Los restos de la comida pueden incendiarse la próxima vez que encienda el quemador. Por lo tanto, asegúrese de limpiar después de cada uso. Cuando cocine, considere la posibilidad de rotar sus cacerolas

Una de las mayores quejas de los panaderos es el calentamiento desigual que se produce en un horno de gas. A menos que tengas un ventilador de convección, puedes encontrar que tu comida se cocine más rápido por un lado. Para evitar cualquier problema con la comida sobre o mal cocinada, considere la posibilidad de girar sus cacerolas durante el tiempo de cocción. Esto ayudará a que cada lado se exponga uniformemente al calor.

Opte por un rango de grado profesional

Por último, si desea obtener la experiencia más agradable de cocinar y hornear en su cocina de gas, deberá considerar la compra de una de calidad profesional. Inicialmente, puede notar un costo ligeramente más alto que el de su cocina residencial regular. Con el tiempo, sin embargo, aprenderá que el placer de cocinar en su nueva cocina vale mucho más que el precio.

Deja un comentario